Giles Parkinson: "Es fascinante tener una visión completa de España"
03
MAR

Giles Parkinson: "Es fascinante tener una visión completa de España"

El periodista analiza las energías renovables en España y Australia y valora su experiencia en el Programa Líderes

El Programa Líderes Australianos 2016  contó con la participación de cuatro periodistas australianos especializados en distintas temáticas, que visitaron nuestro país en el mes de noviembre con el objetivo de conocer una versión actualizada de la realidad española. La Fundación Consejo, en su activa política de comunicación, viene publicando mensualmente entrevistas con sus participantes.

Giles Parkinson es periodista económico especializado en energías renovables. Trabajó en el Australian Financial Review, The Bulletin Magazine, y The Australian, y fue además fundador y director de Climate Spectator. Actualmente es el fundador y propietario de RenewEconomy, una página web especializada en políticas medioambientales y energías renovables dirigida a un público especializado.

- ¿Qué podría destacarnos de esta visita a España? ¿Había estado ya aquí alguna vez?

Sí, ya había estado antes. De hecho, visité el país hace un año, e incluso estuve en algunos de los lugares que hemos conocido en este Programa Líderes. Pero me ha resultado fascinante poder tener una visión más completa de España. Como turista sólo ves una parte, pero en este Programa hemos podido ver a la vez diferentes partes que no se pueden entender por sí solas.

Creo que esa es la ventaja del Programa Líderes, poder ofrecer una visión de conjunto que un visitante normal no puede tener. España es uno de los principales destinos turísticos del mundo, pero la gente sólo ve una parte. Por eso hay cierto desconocimiento acerca de la economía de España, así como de sus aspectos políticos y su capacidad industrial. Quizá por eso la colocamos en un lugar inadecuado tanto a nivel europeo como mundial.

- En cuanto a su especialidad, las energías renovables, ¿qué semejanzas y diferencias encuentra entre España y Australia?

Es interesante, porque ambos países han sido pioneros en la industria de las energías renovables en ciertos aspectos, han sido líderes en desarrollo de tecnologías y han alternado etapas de gran expansión y pausas.

En mi opinión, lo que es interesante sobre España es que ha creado una gran industria exportadora. Australia tiene una gran cantidad de renovables, y ha realizado  un buen trabajo en I+D en universidades y centros de investigación pero no ha desarrollado una industria propia, de modo que cuando se realizan instalaciones de energía renovable lo que hacemos en realidad es importar.

En España, sin embargo, hay un buen número de compañías que se dedican a exportar esta tecnología, como ACCIONA y tantas otras, que son líderes mundiales. Es interesante ver que la industria que ha creado España, aunque en este momento no tenga un gran desarrollo en el país sigue siendo una importante industria exportadora. Este aspecto no se suele tener en cuenta: cuando se habla de renovables, la gente suele preguntarse únicamente cuánto se ha construido y a qué coste.

- Aunque en realidad no fueron responsables, muchos acusaron a las renovables, y en concreto a la energía eólica, de los problemas de suministro eléctrico en Australia del Sur hace unos meses. ¿Ha afectado de alguna manera esta situación a la industria eólica en el país?

Creo que sí. Fue sorprendente la respuesta en el país a lo que ocurrió en el estado de Australia del Sur. Por mi propia experiencia, y por lo que hemos hablado con expertos durante este viaje, está claro que las renovables pueden integrarse en una red energética moderna, pero tiene que hacerse con cierta planificación. Las energías renovables en Australia son víctimas de los vaivenes políticos: algunos gobiernos las desarrollan más, otros las ralentizan… En este caso ha sido sorprendente ver hasta qué punto han culpabilizado a las renovables por los apagones en Australia del Sur, y cómo lo han utilizado como herramienta política para ralentizar la implantación de renovables. Es muy frustrante, creo que en Australia no se ha comprendido totalmente, como en otros países del mundo que han instalado una gran cantidad de renovables, que la tecnología para incorporarlas a la red de suministro está ahí. Se trata de cambiar la manera en que se plantea cómo operar. Es difícil pero no es imposible. Ha sido muy interesante hablar con la gente de ACCIONA, que nos ha contado cómo la tecnología está ahí, lo que falta es cambiar la mentalidad.

Volviendo al tema de Australia del Sur, creo que aunque la reacción inicial fue culpar a las renovables, creo que después la gente ha podido meditarlo un poco más y se han dado cuenta de que el sistema de suministro en Australia es vulnerable. Creo que al final va a ser positivo, aunque en este momento resulte frustrante el resultado final será un nivel mayor de conocimiento.

- En su página web, RenewEconomy, considera que estamos viviendo una nueva revolución industrial basada en la transformación hacia las energías limpias. ¿Qué países cree que llevan el liderazgo en este sentido y qué ventajas les puede reportar?

Creo que quien está liderando esta nueva revolución en Europa son España, Dinamarca y muy especialmente Alemania, que se mueve hacia una economía basada en energías limpias. También hay que tener en cuenta a Estados Unidos y China, por la cantidad de dinero que dedican a la investigación y los logros que han alcanzado en temas como la reducción de los costes de fabricación. Algunos estados norteamericanos, como California y Nueva York, están avanzando mucho en esta dirección. Finalmente, creo que Australia también es uno de los países que se encuentra a la cabeza en este aspecto debido a nuestras características especiales: nuestra electricidad es de las más caras del mundo por la sencilla razón de que hemos construido un sistema muy centralizado en uno de los países más extensos del mundo y con muy poca población. Así, los costes de instalación de la red eléctrica han sido desorbitados y los consumidores australianos pagan unas tarifas extraordinariamente altas.

Lo interesante es que el coste de la energía solar ha descendido hasta un tercio del precio de la red eléctrica, así que instalando paneles solares en tu tejado puedes tener la electricidad a un tercio del precio habitual. Si le añades sistemas de almacenamiento, el coste sigue siendo inferior al de la red eléctrica. Esto va a provocar grandes cambios en la idea que tiene la gente sobre la electricidad: la gente dejará de depender de grandes instalaciones, de oligopolios y grandes compañías que controlan lo que haces con la electricidad.

Actualmente en Australia hay entre un 25 y un 30 por ciento de hogares que generan su propia electricidad. Al final veremos cómo se comparte la energía, mini redes alternativas a las macro redes… cambiará totalmente la forma de pensar. La innovación se mueve hacia conceptos como energía gratuita, porque formará parte de los hogares. Las implicaciones de todo esto, lo que significa para la industria de la energía, con la importancia política y económica que tiene en este momento, esta “democracia energética” tendrá un gran impacto. Puede ser más importante que las implicaciones de temas como el Brexit, o las elecciones en Estados Unidos. La gente podrá tomar sus propias decisiones en temas de energía. Supondrá un cambio significativo en el mismo sentido en que la economía colaborativa está provocando grandes cambios actualmente.

- España y Australia, pese a encontrarse en el grupo de países más desarrollados, no pertenecen al  núcleo de los gigantes económicos. ¿De qué manera influye este hecho dentro de esta nueva revolución? ¿Pueden tener suficiente fuerza por sí mismos en el panorama internacional o deben situarse al amparo de agentes más potentes, como la UE en el caso de España?

Solemos pensar que España y Australia son países pequeños, pero en realidad no lo son tanto. El mundo está dominado por dos grandes economías: China y Estados Unidos, que suponen cada una entre el 15 y el 20 por ciento de la economía mundial. Después está la Unión Europea, y los grandes países que la componen. Pero España y Australia se encuentran entre las doce o quince principales economías. Lo que necesitan es ser capaces de seguir avanzando, aplicar los cambios tecnológicos, no tratar de ralentizarlos, y aprovechar las oportunidades que generan. Australia, por ejemplo, ha potenciado el I+D, y España está generando una gran industria exportadora. Eso puede suponer un papel significativo en la nueva economía.

- Hemos hablado de las empresas españolas que llevan a cabo infraestructuras de energías renovables en Australia (ACCIONA, FRV, Gas Natural…) ¿Cómo valora su trabajo y qué opinión tienen los australianos de las empresas españolas?

Son compañías importantes y muy serias. Las compañías españolas han jugado un papel significativo en Australia: construyeron muchos de los primeros parques eólicos y solares. Banco Santander jugó también un papel importante en la financiación de proyectos.

- ¿Cómo valora el programa Líderes Australianos? ¿Qué aspectos le han parecido más interesantes?

Ha sido muy interesante y muy divertido, lo he disfrutado. Estaba preocupado al principio porque no se centrase particularmente en mi campo de especialización, las energías renovables. Pero ha sido fascinante poder comprender el trasfondo político e industrial. Ha sido fascinante poder escuchar los informes de los secretarios de Estado y los directivos de grandes empresas. Está bien centrarse en un aspecto, pero tener una visión del contexto permite conocer mejor lo que está ocurriendo.

Si me pidieran que destacase algún punto del Programa me decantaría por las reuniones con los secretarios de Estado, los resúmenes de la política española. También fue fantástica la reunión en el Real Instituto Elcano y la charla con los periodistas españoles.

También me han gustado mucho las reuniones en las grandes empresas que hemos conocido y la gente que nos ha atendido allí, todos muy amables y dispuestos a facilitarnos una gran cantidad de información.

Desde mi punto de vista ha sido una experiencia muy valiosa, mucho más de lo que pensaba en un principio. Ha sido un viaje excelente. Ah, y la comida también ha sido excelente. Y el vino (risas).

Resumen de actividades II Programa Líderes Australianos

Síguenos

Twitter
Facebook
Youtube

Newsletter

Contacto

C/ Serrano Galvache, 26.
Torre Norte, planta 9ª. 
Ministerio de Asuntos Exteriores
y de Cooperación 
28033 Madrid (ESPAÑA)
+34 91 379 18 19
Ver Mapa
©2011 Fundación Consejo España Australia